Search
  • Enric Roures

(ES) EL OLOR DE LA SAL DEL MAR

Updated: Jan 12

- Estas palabras son parte de una historia ficticia creada por mi que, sin embargo, se acerca a una realidad latente en los últimos años en las aguas de todo el mundo. Una historia de nadie que pertenece a todos -



"Siento cómo el sol calienta mi cara, cómo sus rayos acarician mi piel y cómo la brisa del viento sopla sobre mi cabello. En el porche de casa, mi hermano me toca suavemente la cabeza mientras susurramos la canción que nos enseñó el abuelo.


El viento también trae consigo el olor de la sopa de verduras que mamá está preparando en la cocina. Lleva el vestido de flores rojas que papá le compró en el mercado y luce ese pelo oscuro que combina con sus ojos color de miel. Algún día me gustaría ser tan bella y hermosa como ella.


Después de la comida he quedado con Fatima para dar un paseo por el parque central de Damasco antes de la oración de la tarde. A veces me aburro rezando en la mezquita, pero es divertido ver los velos de las otras mujeres, escuchar las conversaciones de las abuelas y observar la sonrisa enfadada de mi madre cuando no pronuncio bien los versos en árabe del Corán. El domingo es mi día favorito de la semana.


Con los ojos cerrados siento paz y felicidad, pero al mismo tiempo tengo una sensación muy extraña. Siento el frío en mi cuerpo y el olor de la sal del mar.

Ya no siento la mano de mi hermano acariciando mi cabeza o la canción del abuelo. El sol ya no me calienta y siento que mi cuerpo se va haciendo cada vez más pesado. ¿Dónde estoy? ¿Dónde estoy?


Empiezo a recordar que esos domingos han terminado. Recuerdo que mi madre dejó de llevar el vestido con las flores rojas y cómo mi padre se encontraba con otros hombres fumando y discutiendo toda la noche. Recuerdo sus ojos cansados y la tristeza en sus rostros mientras la guerra consumía todos nuestros sueños.


No había más paseos en el parque de Damasco debido al toque de queda en la ciudad. Por las noches podía oír el estremecedor ruido de los aviones que volaban por encima y las oraciones en la mezquita se convirtieron en alarmas que anunciaban su llegada. Cada bomba hacía temblar la casa y yo abrazaba a mi hermano tan fuerte como podía porque sus caricias en mi cabeza hacían que el tiempo pasara más rápido.


Con los ojos cerrados siento paz y felicidad, pero al mismo tiempo tengo una sensación muy extraña. Siento el frío en mi cuerpo y el olor de la sal del mar.

Recuerdo el día en que tuve que despedirme de Fatima. Fue el día en que mi madre puso su vestido en una maleta, mi padre sus camisas blancas y pantalones grises y mi hermano sus camisas del equipo de fútbol. Salimos por la noche en una furgoneta llena de gente cuando salimos de nuestra casa. Papá estaba muy nervioso y le dio dinero a unos hombres que nos prometieron que no nos pasaría nada malo.


Recuerdo haber oído el mar por primera vez y el miedo que sentí cuando subí al barco. Le dije a mi madre que no quería subir, pero ella me agarró con fuerza y me puso al lado de mi hermano. El atardecer dio paso a la noche y con él la luna llena más hermosa que he visto nunca.


Con los ojos cerrados siento paz y felicidad, pero al mismo tiempo tengo una sensación muy extraña. Siento el frío en mi cuerpo y el olor de la sal del mar.

Creo que con los rayos del sol acariciando mi cara me he debido quedar dormida en el porche de casa. Sí, debo estar soñando. Pero si estoy soñando, ¿por qué no puedo abrir los ojos?


Intento mover las piernas, pero no tengo fuerzas y ya no puedo oír los latidos de mi corazón. Siento que mi cuerpo se hunde en el agua y los gritos de mi familia en la oscuridad hacen eco en mi cabeza. El mar me asusta.


Recuerdo los gritos de la gente, las olas rompiendo más fuerte en nuestro barco y las lágrimas de mi madre. Recuerdo la luna llena por la noche como una premonición de lo que estaba por venir. Recuerdo haber caído al agua y haber luchado con todas mis fuerzas para aprender a nadar. Ahora lo recuerdo.


Con los ojos cerrados siempre sentiré el frío en mi cuerpo y el olor de la sal del mar. Ahora soy parte de su inmensidad y al mismo tiempo parte de la nada."


- Enric Roures -


Documental: Refuge por Kaz Firpo

- Refuge es un proyecto multimedia que describe diferentes historias humanas derivada de la crisis europea de refugiados con valores de humanidad y de esperanza -


Conoce más sobre el proyecto REFUGE:


http://www.refugeproject.co/refuge-mkf/

110 views

Recent Posts

See All